jueves, 28 de enero de 2010

AHORA

Querido amigo:
Este Septiembre para mí, está siendo un tanto difícil de
aceptar. Por sobre todo, aceptar mi lado oscuro. Sé porque
lo estoy viviendo (por esto de corazón doy las gracias a quien
ha sido capaz de mostrarmelo) que soy colérica, egoista, hipo-
crita, dictadora, envidiosa y manipuladora. Todo esto es muy
difícil de aceptar, pero es real, como también es real, que sé
amar, soñar, sonreir, consolar, ayudar, desear y por encima
de todo ello el deseo de querer compartir todo esto con los
amigos que sois muchos.
Gracias.

Esto que acabo de escribir, llegó a mi poder en el año 2008 y
creo que´ha llegado el momento de que lo comparta con tod@s
vosotr@s.

1 comentario:

karma dijo...

Aceptar nuestro lado oscuro es el paso a la armonia. Buscarlo es la labor de una "Diosa"; encontrarlo es una joya; y lucirlo, un galardón. Aunque ya sabemos, todo es transitorio y esto también pasará.
Hay que vaciar y limpiar de vez en cuando el pozo.
Me siento muy feliz de tener tantos valientes guerreros y guerreras acompañando mi soledad (nunca sóla, que siempre en soledad)-aclaración-
Besos a todas y todos mis queridos cronopios del Brisas.