viernes, 12 de marzo de 2010

Tiempo presente










Los instantes caducos esparcidos como sueños rotos
Anclados en tierra de nadie
Sortilegios de mago
Para los atardeceres del ciego que
Se recrea en su propia inspiración
Pidiendo permiso al tiempo

Como los relojes del escaparate
Que reflejan el vacío mas desolador

¿Qué guardan para ti excepto la sonrisa triste del pasado?
Cáscaras de membrillo
Entre el paladar exigente de los dientes
¡Que insaciables mordisquean el ahora!
No quiero ser la voluptuosidad de nada
No deseo sentir
Solo mirar extasiada ese caparazón hueco
Esa carcasa que amenaza con decirme:
¡Hola! Estoy aquí.

5 comentarios:

Cronopias dijo...

ay, ay, ay! INNTELLNEEEE

Cronopias dijo...

Qué pasada el osito de las nubes!Me recuerda a un conejo que vi el otro día en el museo de la luna.Eran unas fotos bellísimas de un paisaje chileno y en el cielo aparecía un conejo.
Delicadas reflexiones.El presente.La esencia.(como decíamos ayer)

Cronopias dijo...

Vaya, pero si es Amelie, nuestra Amelie.

tonet dijo...

Aunque no me dejo oír demasiado (casi nada) pienso mucho en vosotros y vosotras, sobre todo en ti, Carmen. Tenemos diferentes caminos, complementarios, pero el destino es el mismo.
Somos lo que somos y lo que vamos siendo.
Me siento agradecido y dichoso, suertudo vamos...
Sigo desbastando, el pulido me queda lejos.
Ay! Los barrotes que nos ponemos!
Nuestros infiernos

karma dijo...

Somos una onda que viaja en el tiempo
Que esta en el presente y en el pasado
Que se instala en el futuro y retorna
En esta densidad en y en la siguiente y en la otra
Somos una energía que se expande y se contrae, que se agrieta, que se arropa
Tienes razón Tonet:
Fuimos muchas cosas y ahora nos toca ser otra
Quizás en otra densidad estemos viviendo el sueño deseado
Aquí y ahora estamos donde nos toca.