lunes, 7 de junio de 2010

..."y la vida misma" con permiso de Didi














Todo explota como la vida: Los sueños, las flores, las distancias, los quereres, los días y las noches, los sueños y las ilusiones, el hambre y el vacío, la angustia y el miedo.
Todo estalla en mil rayos de calor y luz que incendian los mundos incompletos de las almas.

Miras al otro, no para verle, sino pare ver tu imagen reflejada.

Mirando a través del corazón, desde tu ser hacia el otro ser, no se distinguen las distancias; y se crea un espacio de silencios, en donde ves lo que eres y lo que es.
Y eso es magia. Un instante después, apareces en tu mente, como un extraño, que trata de explicarte.
Y ya pierdes el hilo del silencio, las formas simples y puras del corazón; para instalarte en la mente que divide y separa la vida en dos. Se crea un espacio en blanco y se construye un puente, donde un vigilante fiel, da paso a quien tu ser pequeño decida.
¿A cuántos se han tragado hoy las aguas de tus mareas? ¿En cuantos mares te has ahogado? En un solo día o en mil años?

Completando el círculo de vida en ti y desde el centro, mirando profundamente de arriba abajo y de abajo arriba; ascendiendo entre tus raíces la vida, que es tuya, y se te antoja un cuento de hadas o una pesadilla o nada.

4 comentarios:

didix dijo...

te quierooooooo!!!!! que viva la vida! - y que bonita foto de la pandilla!! besos muchisimos, y todo mi amor xoxooxoxxooxoxoox

Amelia dijo...

Todo explota, sí.

karma dijo...

Hola Didiña, Tu sí que tienes orejas grandotas. Yo también te quiero un mogollón. Espero que en breve nos podamos dar un buen achuchón allá por tierras de tekila
Besos +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
tooosssssssssssssssssssssss

karma dijo...

Hola Amelia,
Eso parece a pesar de que la primavera por estas tierras es como el guadiana.
Un abrazo