sábado, 2 de octubre de 2010

Lluvia nocturna


Salgo a la calle:
Llueve,
plásticos abandonados giran
sobre el suelo húmedo
mientras el viento enrosca
su ulular en los oídos
- a un lado, nerviosas,
las flores danzan en el parterre -
¿ Qué es y dónde está esto que soy?,me pregunto.
¿Se expandió hasta aquí
el remoto Big Bang?
¿Me contenía, en potencia, su estallido?...
la noche es negra y húmeda
y en el suelo resbala la luz de las farolas;
agudamente consciente
camino sobre este instante
que acarrea el infinito,
más no me paro,
¿cómo podría
no seguir este camino hacia lo oscuro?.

Detrás,el viento agita un letrero luminoso
que lanza.como yo,
vacuos reclamos
a la nada negra de la noche.



Anouar Brahem - Le Pas Du Chat Noir






3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estremecedoramente metafísico.
¿es el viento el que te ha susurrado el poema?

karma dijo...

¿Cuál es la parte de ti que puedes sentir pero no forma parte de tu cuerpo y no es un sentimiento? ESENCIA

Gracias Perseo, tu poema es muy bello. Pero la foto, me hace ver lo lejos que estoy de observar con una mirada límpida. ¡Tantas veces pasando por esa calle, sin ver!
Un abrazo

Roke dijo...

Precioso poema y muy fresco, muy de hoy, aún llueve sobre la calle. También creo que el big-bang no es remoto sino fresco y actual, pareciendo expandirse en el vacio central de la conciencia “todavía” ahora mismo.
saludos,roque.