martes, 9 de noviembre de 2010

Yo estaba encerrada en una concha.
Creía que era incapaz de cambiar mi vida.

Luego
encontré
La profundidad del mar,
la belleza del cielo,
la libertad de los pájaros,
la fuerza del viento,
la ligereza de las nubes,
la luz del sol,
y he sentido que todo eso
era yo.

Yo era profunda como el mar,
bella como el cielo,
libre como los pájaros,
potente como el viento,
ligera como las nubes,
luminosa como el sol,
y entonces he elegido volver a ser lo que era.

2 comentarios:

Cronopias dijo...

Buena elección!!!.
Un besazo de martes.
Mañana más.

César Bacale dijo...

Yes.