viernes, 5 de febrero de 2010

CON ESENCIA A CANELA PARA MIRARNOS A LOS OJOS

Sincronía también es saber de que manera se mueven nuestras piernas, nuestros brazos...
En un amplio circulo descifrar una linea circular y evolutiva dentro de nuestra mente.
Ser consciente de los lazos que nos unen e incluso de los que nos distancian (que los hay). Breves momentos que se convierten en una eternidad y en un abanico de sentimientos, emociones, sensibilidades y susceptibilidad.
Nuestra riqueza radica precisamente en los "EGOS" de cada uno de nosotros, nuestros propios "EGOS" y a la vez mutuos, interfiriendo claramente en nuestras propias "luchas internas", pero que inciden sin percibirlo en cada uno de nosotros.
Interferir, no es anular al otro, si cabe...es compartir o percibir lo que cada uno puede estar viviendo en cada segundo, en cada minuto, en cada hora, en cada día...y "compartir" sin ser consciente de ello, no podemos imaginar la ayuda que podemos "infringir" en otras personas.
¿Susceptibilidad?, ¡Curiosa palabra!. Cuando somos "susceptibles", intrínsicamente reconocemos que "AMAMOS", que valoramos e incluso reconocemos que lo que ha escrito o hablado otra u otras personas, nos llegan, las recibimos de manera bondadosa y reconocemos nuestros propios "miedos". Descarto que ello sea malo, más todo lo contrario, porque sin quererlo, hacemos "nuestros" a nuestros amig@s y demostramos que sin temor a dudas estamos vivos....¿Pero que puede hacernos más dichosos, que saber que estamos vivos?

P.D.- Probablemente han quedado muchas cosas que decirte y sin embargo pienso que ya te lo he dicho todo (bueno todo no) pero la esencia, nuestra esencia, no está metida en frasco alguno, sino que viaja libre como el viento, para impregnar a cada uno de nosotr@s y demostrarnos de que no depende de la cantidad que de ella emane, sino de como responda cada cuerpo a esa esencia. Un beso para quién ELLA sabe.

3 comentarios:

César Bacale dijo...

Curioso intercambio este en el que me metío...
y hermoso lo que se ve por el ojo de la cerradura

cronopia dijo...

Recibido .
Derecho al corazón.
ABRAZOS AGARIMOSOS

roque dijo...

Hola Fernando.Saludo tu ánimo de sinceridad.
Aúnque estas palabras no están dirigidas a mi especialmente, el EGO somos todos y, sigamos sinceros, todo gira en torno al ego.
Pero,como tu dices, la sensación de estar vivo nos hace dichosos y calma la vorágine del gran engañador, porque.. esta sensación de ser,¿qué otra cosa puede ser más cierta?, ¿qué otro ángel, qué otro guía, qué otro amor puede ser más auténtico, más real?
Esta sensación de ser es la madre de todas las cosas. Un abrazo.