martes, 16 de febrero de 2010


La profunda belleza de esta noche

¿cual es su origen?

Sodoka



LA SOLEDAD DE LA LUNA


La niebla rajada por el alfanje,

justo al anochecer.

La Reina Menguante emprende su vuelo:


Toda la noche desgranando luz

por solitarios caminos del mundo.


Morirá, sola, al alba;

posiblemente sin ningún testigo.

3 comentarios:

karma dijo...

Hola Roque, un poema frágil como los silencios, como el amor, como los sueños, como tú y yo?
Gracias! Ahora la luna ya tiene testigos de su muerte.

César Bacale dijo...

Hay algo en nosotros, que siempre es testigo de la luna, y del sol, y de las estrellas.
es por ti que esa luna brilla.. es por ti que esa luna muere. ..todo es por ti.
Todo existe porque tu estas aqui.
Hermoso poema Roque, contigo, con Karma, y con los cronopios y cronopias esas que todavia no se lo que significa, siempre son buenos tiempos para la lírica.
Un abrazo, hermano leñador.

Roke dijo...

Gracias por vuestros comentarios Carmen y César. Claro que todo existe porque tu estás aquí. Existe en ti, así que nada se puede morir sin testigo... pero la poesía es con frecuencia la absorción en un estado, en un sabor del ser. Por ejemplo en los haikús: la soledad, la nostalgia, la alegría..El tipo de sabor es lo que le da color, es lo que la hace visible.
Un abrazo.